La Asociación de Vóley Playa de Hawai adopta una familia por Navidad

El 20 de diciembre es un día que quedará grabado en la retinas de la familia escogida para donar los fondos recaudados por la Asociación de Vóley Playa de Hawai (HBVA). Ese día Maiky (7 años), Nourita (6 años) y Marky (2 años) correteaban por el centro comercial sin saber como gastar el dinero que la asociación presidida por  Kawika Freitas tan generosamente les había dado. El frenesí de las compras comenzó cuando Freitas agitando el brazo a modo de varita mágica se sacó un billete de 500$ del bolsillo y se lo entregó a la familia. Tras ese gesto todo fue alegría, emoción, tirones de brazos y gritos de ¡yo quiero eso!

La familia fue incluida en el programa “Adopta una Familia” organizado por la asociación Helping Hands. La asociación cuenta con una lista de cientos de familias a quienes asiste gracias a las donaciones de particulares y empresas. Kelly Asinsin, la encargada del caso de esta familia de Micronesia asistida por los fondos recaudados por la HBVA, comenzó a trabajar con ellos en el refugio transitorio de Ulu Ke Kukui en Maili y tras ocho meses les apuntó al programa de Helping Hands. “Es una familia muy agradecida, y creo que van a tener éxito, sus hijos recibirán una vivienda permanente, y llegarán a superar todo lo que están pasando actualmente”, dijo ella. Hace más de un año la familia vivía con unos familiares que fueron desalojados; tras ese fatal acontecimiento, la familia pasó 6 meses viviendo en la playa antes de entrar al refugio de emergencia donde les conoció Asinsin. Los padres no hablan inglés con fluidez, lo que ha sido un obstáculo en la búsqueda de empleo. Actualmente el padre trabaja a tiempo parcial de guarda de seguridad, mientras que la madre tiene que cuidar de su hijo recién nacido. Freitas conmovido por todos estos acontecimientos escogió a esta familia de la lista para que disfrutaran de los fondos recaudados por su asociación.

La Asociación de Vóley Playa de Hawai cuenta con unos 100 miembros. El 5 de diciembre esta asociación celebró un torneo benéfico con sus patrocinadores en Reina Surf Beach (Waikiki). No es la primera vez que la HBVA organiza eventos para colaborar con asociaciones sin ánimo de lucro. Su presidente señaló que es algo que intentan hacer todos los años.

Con las bolsas llenas y los corazones repletos de alegría, los padres no dejaban de agradecer, una y otra vez, el haberles bendecido con ese gran regalo. Sus hijos emocionados no veían el momento de llegar a casa y comenzar a disfrutar de sus adquisiciones. Pero sus padres tenían otros planes para alguno de esos regalos, guardarlos para que este año sus hijos pudieran abrirlos en Navidad.

Fuente: Honolulu Star Advertiser 

Acerca del autor: Lia Lorenzo