Domingo_mañana-8

Los III Internacionales Villa de Laredo ya conoce a sus finalistas

Ester Ribera-Amaranta Fernández ante Clara Lozano-Nazaret Florián y Fran Tomás-César Menéndez frente a Manu de Amo-Batallán protagonizarán las grandes finales de los III Internacionales Villa de Laredo.

La primera semifinal enfrentó a Ester Ribera y Amaranta Fernández, una de las parejas favoritas para hacerse con el título final, y a Aída Etxebarría y Nerea Izaguirre, una de las duplas con más futuro dentro del vóley playa nacional. Así que el partido se planteaba intenso y muy igualado.

Domingo_mañana-2Y así comenzó. Ester y Amaranta arrancaron un poco frías, lejos de su nivel de juego habitual, mientras que Aída y Nerea acusaron demasiado los nervios de verse en semifinales y cometieron errores que les acabaron pasando factura al final del primer set. Ester empezó a entrar en calor mediado el primer set, cuando figuraba el 14-14 en el marcador. Sus remates a la diagonal obligaron a Nerea y Aída a tener que correr demasiado para defender. Y en unas semifinales del Madison Beach Volley Tour, gastar demasiado se acaba pagando. Por si fuera poco, Amaranta Fernández empezó a hacer daño en la red tanto en ataque como en defensa para conseguir que la dupla catalana se despegara en el marcador lo justo para encarrilar el primer set. Amaranta y Ester ganaron la primera manga porque estaban más seguras de su juego y porque tenían muy claro lo que saben hacer. Enfrente, la pareja vasca trataba de encontrarse a sí misma, siempre en busca de ese juego agresivo que las caracteriza.

Con Amaranta y Ester muy concentradas arrancó el segundo set. Pero desde el primer momento se vio que algo había cambiado. Aída y Nerea encontraron su momento, el punto donde encuentran las líneas y pelean hasta la última pelota. Les había costado entrar en el partido, pero ya estaban ahí, poniendo las cosas realmente difíciles a una de las duplas favoritas a la victoria final en Laredo. Y las llevaron tan al límite que forzaron el tie-break después de un segundo set de leyenda que se decidió con un espectacular 23-25 para la dupla vasca

 

En un partido como éste el tie-break lo deciden los pequeños detalles. Y en la máxima igualdad cuando nadie parecía dispuesto a arriesgar nada emergió la figura de Amaranta Fernández, que decidió el encuentro con un saque envenenado. Ester y Amaranta estaban en la final.

La segunda semifinal iba a enfrentar a Clara Lozano y Nazaret Florián con las franceses Richard-Placette. Lozano-Florián han arrancado la temporada en un gran momento de forma y nadie ha podido frenarlas en su intento de ser las grandes dominadoras de este Madison Beach Volley Tour 2015. Enfrente iban a tener a una joven dupla francesa que ya acudió a Laredo el año pasado. Las galas han evolucionado mucho en los últimos doce meses y plantaron batalla hasta donde las alcanzó el físico.

Domingo_mañana-8El partido arrancó con Clara y Nazaret centradas y con las cosas claras. Nazaret se hizo rápidamente con el dominio de la red, mientras que Clara Lozano iba subiendo la intensidad defensiva poco a poco, sin prisas pero sin dar concesiones. Enfrente, la dupla francesa se esforzaba porque las diferencias no fueran muy grandes, tratando de encontrar soluciones al juego de las españolas. Pero no hubo forma, Clara y Nazaret no querían ni sorpresas ni sustos y acabaron con el primer set rápidamente.

La dupla Richard-Placette trató de meterse en el encuentro tras el parón, pero no hubo forma. Y es que lo intentaron todo. Jugaron con remates duros y con dejadas, pero Clara Lozano llegaba a cada esquina para construir el ataque español y rematar con éxito. El segundo set fue por el mismo camino, con Nazaret en plan killer, buscando las líneas con acierto. En poco más de media hora, Clara y Nazaret habían conseguido el pase ala final esperada. Se iban a ver las caras con Ester Ribera y Amaranta Fernández. La gran final esperada iba a hacerse realidad.

MASCULINA

La primera semifinal masculina enfrentaba de nuevo a los hermanos Monfort con Fran Tomás y César Menéndez, los grandes favoritos en Laredo. Javier y Vicente Monfort ya habían dado la sorpresa el sábado al ganar a Fran y Curro y obligarles al ir por el cuadro de perdedores. Fue el primer gran partido en Laredo y todo el mundo esperaba con expectación este segundo enfrentamiento.

Y desde el primer momento se vio que el partido iba a ser de los importantes, de esos en los que se ven constantemente jugadas espectaculares. La igualdad, como no podía ser de otra manera, fue la tónica general desde el primer momento.

Domingo_mañana-12El primer set arrancó de manera espectacular. Vicente Monfort puso en marcha su particular máquina de defender para llegar a absolutamente a todo, mientras que su hermano Javier atacaba como un león la red para hacer mucho daño a Fran y César. Pero la dupla Tomás-Menéndez ha dado un paso adelante esta temporada y ya son habituales en el circuito World Tour. Han madurado y aguantan muy bien los momentos complicados. Así que contrarrestaron el derroche físico de los Monfort con tranquilidad. Ajustaron los problemas en defensa para empezar a crecerse con el paso de los puntos. Marcaron el paso en los momentos más importantes del primer set para tomar ventaja y afrontar con más tranquilidad la segunda manga.

A pesar de ir por detrás en el marcador, los hermanos Monfort no se amilanaron y siguieron con su estilo de juego, siempre al límite. César y Fran aguantaron el envite hasta que el partido se convirtió en un toma y daca de jugadas increíbles. Si César rompía el balóncon sus remates, Vicente volaba sobre la arena para permitir el ataque de su hermano. Los Monfort levantaron hasta tres puntos de partido para acabar llevándose la segunda manga por un ajustado 22-24.

El tie-break iba a decidir quiénes eran los primeros semifinalistas en la pista central de Laredo.  César Menéndez se hizo enorme en la red durante los primeros puntos y a pesar de los esfuerzos de Javier Monfort para evitarlo, desequilibró el partido a su favor. En esos momentos decisivos César marcó el camino para conducir hasta la gran final de los III Internacionales Villa de Laredo al ganar el tercer set 15-10.

La segunda semifinal masculina nos iba a dejar un gran duelo, el de los hermanos De Amo. ‘IO’ junto a Nacho Batallán y Manu junto a Chema Ariza se veían las caras en un duelo fratricida. El calor subió en la pista central de Laredo al mismo ritmo que los puntos. Chema y Manu empezaron mucho mejor, más metidos en el partido, conscientes de lo que se estaban jugando: una plaza en la gran final.

Domingo_mañana-14Empezaron a abrir un pequeño hueco gracias a la capacidad de Chema Ariza para leer los movimientos de Batallán en la red. El malagueño conquistó las alturas para coger una ventaja que a la postre iba a ser definitiva. Porque ‘IO’ y Nacho estuvieron desaparecidos a lo largo de todo el primer set, pero despertaron cuando, de repente, se vieron contra las cuerdas. Con el 20-16 en el marcador, la dupla Batallán-De Amo despertó de su letargo. Consiguieron reducir la desventaja hasta el 20-19. Pero era demasiado tarde, el primer set ya había volado. Lo decidió Chema en la red ante el bloqueo de Batallán, insuficiente para frenar el seco remate del malagueño.

Manu de Amo y Chema Ariza habían empezado ganando la batalla psicológica. Pero todavía quedaba mucha guerra por delante. Y cada vez todo estaba más apretado. Cada punto se convirtió en un combate que había que ganar para seguir vivo, para continuar con la igualdad que se sucedía en el marcador. El 10-10 dio paso al 11 y así hasta que ‘IO’ de Amo asumió la responsabilidad para marcar la diferencia con un arriesgado saque directo que rozó la línea. Era el 13-12, la ventaja que Batallán y De Amo necesitaban para coger aire y forzar el tie-break. La diferencia era mínima, pero en un partido tan ajustado, cada pequeño rescoldo es vital. Agarrados a esa ventaja de un punto llegaron ‘IO’ y Nacho al 21-20. Y ahí emergió Batallán para asegurar el segundo set y continuar con vida en las semifinales.

De nuevo decidiría el tie-break. Si Chema y Manu habían empezado ganando la guerra psicológica en la primera manga, De Amo-Batallán habían cambiado las tornas para llegar con la moral por las nubes a los momentos decisivos. La confianza hizo renacer  ‘IO’ De Amo, que se puso a defender como él sabe para poner una ventaja que a la postre fue definitiva (13-8). De Amo-Batallán iban a jugar su primera final de la temporada 2015 del Madison Beach Volley Tour.

About the author: Lia Lorenzo