Sabado_tarde-20

Luces y sombras para la expedición española de vóley playa en Bakú

La jornada del jueves ha dejado luces y sombras para el vóley playa español en los Juegos Europeos de Bakú, con dos victorias y dos derrotas. La mejor noticia fue la victoria de Paula Soria y Ángela Lobato, que se impusieron a las pareja checa formada por Zolnercikova/Jakubsova en tres sets (21-16, 20-22 y 15-11). Las españolas estarán mañana en los cuartos de final gracias a esta importante y sufrida victoria.

Sabado_tarde-20Peor suerte tuvieron Ester Ribera y Amaranta Fernández, a las que se las escapó el triunfo entre los dedos en tres sets (16-21, 22-20 y 15-13) ante las rusas Rehackova-Galova. Las españolas empezaron muy bien, con un juego sólido que poco a poco fueron diluyendo las rusas. Un mal momento en el tercer y definitivo tie-break dejó a las catalanas fuera de los preciados cuartos de final.

La jornada comenzó con la derrota de Fran Tomás y César Menéndez, que aspiraban a cerrar su pase a las eliminatorias ante los ukranianos Plotnykskyi-Denin, pero que no pudieron cerrar un partido que empezaron dominando y que acabaron perdiendo en tres apretados sets (18-21, 21-16 y 16-14). A pesar de este tropiezo la dupla española todavía depende de sí misma para estar en la próxima ronda. Para ello tienen que ganar mañana a los polacos Rudol/Kosiak en un tempranero encuentro que arrancará a las 8:00.

Más suerte han tenido Fran Marco-Christian García que hoy han inaugurado su casillero de victorias tras encontrar su mejor juego para derrotar a los jóvenes británicos Gregory-Sheaf (23-21, 21-14). A la pareja Marco-García le ha costado entrar en la competición y hoy han sufrido en el primer set, pero su fama de peleones se ha visto reflejada en la arena. Han sabido reaccionar y también dependen de sí mismos. Juegan mañana ante los austriacos Winter-Petutschnig a las 9:00.

About the author: Lia Lorenzo