cremageneral

Una hidratante especial para el verano

No sé vosotras, pero yo cambio (y mucho) de crema. Depende del momento en el que se encuentre mi piel, el ambiente en el que esté y, como, de las estaciones. Al verano le pido texturas poco untosas, de rápida absorción y que le den vida a mi piel. Os doy mis cuatro imprescindibles:

Por la mañana, nada más lavarme la cara aplico la Power C+, la crema con vitamina C de Skeyndor. Esta marca profesional de cosmética ha conseguido la formulación perfecta. Noto la piel más jugosa, con más vida desde la primera semana. A mí me encanta la textura en emulsión, pero hay una crema con SPF 15. Precio: 42 euros.

spf 15 skeyndor 50 ml

No sé si a vosotras os pasa, pero muchas veces la piel se me irrita por culpa del sol. Pequeñas hinchazones, rojeces o granitos que parece que no van a desaparecer nunca. Pues tras probar y probar he encontrado la crema que me funciona. Se trata de Avène Hydrance para pieles sensibles. Formulada con agua termal calmante, me gusta aplicármela tranquilamente después de un día al sol, tras salir a correr o al final de una dura jornada de trabajo. Precio: 17, 50 euros.

avene-hydrance-ligera-crema

¿Y para la noche? En verano aprovecho para no sobrecargar mi piel. Tengo suerte y a pesar de superar ya los 30 no tengo arrugas que me molesten, así que en verano prescindo de serums y solamente aplico un básico que me encanta. Tras limpiar a conciencia la piel uso la Softening Concentrate de Shiseido. De su gama Ibuki, esta loción equilibrante me da la hidratación que necesito en verano sin una gota de grasa. Precio: 30 euros.

shiseido

Por último mi comodín, la crema que llevo siempre de viaje por si mi piel me pide un extra en algún momento. Es el gel Glacier Essence de Sensilis. Con agua de glaciar y una deliciosa textura en gel, me encanta por su efecto refrescante inmediato. Paso a utilizarla como crema de día cuando se me acaba la de vitamina C a mediados de julio. Precio: 25 euros.

sensilis-glacier-essence-piel-normal-50-ml-152540

No te olvides nunca de adaptar tu crema hidratante al lugar y al momento climatológico. Y si tienes dudas, acude a un especialista. Seguro que te aconsejan para que sepas qué es lo mejor para tu piel.

About the author: Lia Lorenzo