Victoria-1

Van Gestel-Van der Vlist y Caminati-Rossi, campeones en Barcelona

Semis_chicas-8Los I Internacionales Ciudad de Barcelona Estrella Damm 12É Trofeu Ciutat de Barcelona, perteneciente al Zonal Tour WEVZA, han vivido las grandes finales en una pista central llena desde primera hora de la tarde.

Las holandesas Van Gestel-Van der Vlist acabaron con la tiranía italiana en Barcelona. El país transalpino ha colado a tres parejas en las dos finales, algo que convierte a Italia en el gran dominador de estos I Internacionales Ciudad de Barcelona. En el cuadro masculino Caminati-Rossi se alzaron con el triunfo final.

Espectacular la victoria de las holandesas Van Gestel-Van der Vlist que, literalmente, borraron de la pista a las italianas Giombini-Toti en la final femenina.

El primer set estuvo totalmente dominado por las jugadoras holandesas, que han sido la verdadera sensación de este torneo. Van Gestel-Van der Vlist no dieron ni una opción a las italianas Giombini-Toti. Las jugadoras de los países bajos marcaron el ritmo desde el primer momento con sus espectaculares remates y su férrea defensa. Giombini-Toti aguantaron durante los tres primeros puntos, pero luego tuvieron que ir cediendo ante el empuje de Van Gestel-Van der Vlin, perfectas en toda la pista. Durante toda la primera manga dominaron el fondo, la red y, por si fuera poco, mandaron también en los bloqueos. Especialmente Van Gestel, muy efectiva en evitar los peligrosos remates de Giombini.

El set fue para las holandesas por un cómodo 21-10. Esa facilidad con la que dominaban todo el campo sacó totalmente del encuentro a la dupla italiana, que, en el segundo set, se vio rápidamente por detrás en el marcador (8-3). Giombini-Toti no conseguían imponer su juego más calmado, menos explosivo que el de las holandesas. Y eso, ante una pareja de este nivel, es condenarte a la derrota.

Los puntos fueron cayendo lentamente para Van Gestel-Van der Vlist, que incluso se permitían meter puntos de saque. Toda una exhibición ante la que poco podían hacer las italianas. A pesar de que tenían todo en contra, ni Giombini ni Toti se rindieron. Siguieron peleando cada pelota, cada punto como si el partido estuviera igualado a pesar que las diferencias iban aumentando según pasaban los minutos (12-5). Van der Vlint empezó entonces con un festival de pelotazos a la arena. De esos indefensibles, en los que las contrarias solamente pueden mirar como entra la pelota.

El partido ya estaba decidido. Solo era cuestión de tiempo que la segunda manga y y el partido cayeran del lado de los Países Bajos. Mientras, el espectáculo continuaba sobre la arena, con un recital continuo de Van Gestel-Van der Vlist, que, desde luego, han sido la gran sensación de estos I Internacionales de Barcelona Estrella Damm.

Antes de esta gran final, los espectadores pudieron ver la pelea por el tercer y cuarto puesto femenino entre las francesas Longuet-Jupiter y las italianas Cicolari-Bianchin. Al contrario que por la mañana, este partido apenas tuvo historia. Las jugadoras francesas dejaron claro desde el primer momento que el bronce iba a ser para ellas. Se llevaron el primer set por un cómodo 21-15 ante los esfuerzos de las italianas por frenar la avalancha gala. Pero no hubo forma. La segunda manga también fue para Longuet-Jupiter, (21-8). La pareja francesa se alzaba de esta forma con un merecido tercer puesto.

Semis_chicos-1MASCULINO
La final masculina tuvo un claro color transalpino, con dos parejas italianas: Rossi-Caminati y Cechini-Martino jugando un gran vóley playa en la arena.

Rossi-Caminati han sido una de las sorpresas agradables del torneo. Una pareja que llegaba desde la previa y que consiguió meterse en la gran final sin perder ni un partido. La explicación se encuentra en el gran momento de Caminati, un jugador al que le espera un gran futuro en el World Tour de la FIVB. Su compañero Rossi es el complemento perfecto para este jugador tan descarado.

Como fue tónica general en todo el torneo, la igualdad se palpó desde que el balón rozó el cielo. Las pequeñas ventajas de un lado y de otro. Hasta que el muro Martino despertó en la mitad de la primera manga. El gigante italiano se fue haciendo enorme y con dos bloqueos consecutivos puso el 12-10 en el marcador. En un partido en el que las diferencias son mínimas, dos puntos de ventaja son un mundo. Caminati-Rossi escogieron entonces las dejadas en vez de los remates para poder empatar y volver a llevar el tempo del choque (14-14). Con el cambio de estrategia y la activación de Rossi en la red, la dupla Caminati-Rossi se lanzó de cabeza a por el primer set. Precisamente, el final del set fue un espectacular bloqueo de Rossi (21-17).

Cechini-Martino intentaban mantenerse en el encuentro, pero era difícil ante el gran despliegue de sus compatriotas. Caminati había encontrado la manera de evitar al gran Martino y castigaba el fondo de la pista una y otra vez ante los intentos fallidos de el muro de cerrarle los huecos. Rossi también estaba inspirado en defensa y fue creciendo hasta convertirse en inamovible en la red. Ante el juego de Caminati-Rossi, la otra pareja transalpina decidió que la única manera de competir era pelear hasta el último aliento. Eso no les sirvió para forzar el tie break, pero sí para disputar puntos tan espectaculares como el 22, con grandes defensas y un espectacular remate final (21-8). Puro vóley playa.

About the author: Lia Lorenzo