Dexter Edwards y Elio Carrodeguas, dos luchadores sobre la arena de L’Arrabassada

Las cosas extraordinarias suelen suceder en momentos y situaciones extraordinarias. Todas ellas suelen repercutir en la felicidad de las personas, en un estado de éxtasis, confianza y motivación superior al resto del tiempo. Pero sobre todo, cuando son inesperadas, adquieren y cobran mucho más valor sobre lo conseguido. Y eso es lo que les sucedió a Dexter Edwards y Elio Carrodeguas en el Madison Beach Volley Tour Tarragona International Open Trofeu Repsol 2019.

Esta pareja se presentaba en el torneo de la playa de L’Arrabassada con 0 puntos de seeding y como la pareja número 34 del torneo. Comenzaron a jugar en la primera ronda previa de todas, donde además habían avanzado automáticamente en la ronda preliminar antes de establecerse los primeros cruces. Normalmente las parejas que comienzan en estas rondas no suelen llegar al cuadro principal y caen eliminadas antes, pero en el caso de la pareja Carrodeguas/Edwards sucedió totalmente al contrario.

Comenzaron ganando su primer partido 2-0 a Pérez Barredo/Alonso Yuste. Una primera victoria entraba dentro de la normalidad y nada hacía presagiar lo que vendría después. En la siguiente ronda, también disputada el jueves, volvieron a imponerse 2-0 a sus nuevos rivales, en este caso Assen/Tomás Ripoll. El camino continuaba para esta pareja pero nadie pensaba que iba a alargarse tanto.

En el tercer partido del jueves volvieron a dejar sin opciones a los siguientes contrincantes, Gómez P/Méndez, a los que volvieron a derrotar 2-0. Tres rondas superadas sin perder un set y en L’Arrabassada ya se empezaba a hablar de los partidos de esta pareja. En el siguiente encuentro iban a tener que esforzarse un poco más, ya que llegaron al tie break ante Huesca/Ibáñez pero lograron doblegar a esta pareja 1-2 y plantarse en la quinta y penúltima ronda previa ya del viernes por la mañana.

La gesta que estaban haciendo ya no pasaba indiferente para nadie, ya que una pareja sin puntos de seeding estaba a solo dos pasos de entrar en el cuadro principal. Muchos podían pensar que en algún partido de los que restaban se iba a acabar su sueño, pero Edwards y Carrodeguas no iban a decir ni mucho menos su última palabra.

El viernes continuaron con su extraordinario camino y llenos de confianza dejaron en la cuneta a Rodríguez González/Población con un 0-2 en el marcador y la gesta estaba ya más cerca de producirse. En la última ronda, Sergio Ramírez Chueca y Zdravko Kaemenov iban a ser sus siguientes, que no últimas víctimas, pero si una de las más especiales ya que la victoria ante este equipo significaba el acceso automático al cuadro principal. El partido se alargó 1 hora y 12 minutos y se tuvo que resolver en el tie break, pero aún así les bastó para meterse junto con las otras 11 parejas del cuadro final.

De todos modos, el viernes no iba a acabar aquí para esta majestuosa y luchadora pareja. Ellos sabían que el cuadro principal ya es una cosa seria, pero aún así no se iban a amedrentar ante ninguna pareja. Ni siquiera ante Manu de Amo y Nacho Batallán. Esta pareja, curtida en mil batallas y con una amplísima experiencia iba a sufrir también el tornado Carrodeguas/Edwards e iban a caer derrotados por 2-1 en un partido de 1 hora de duración.

Ni el cansancio, ni tantos partidos acumulados ni los tie breaks parecían frenar a estos jugadores, que ya acumulaban siete victorias seguidas en el torneo. De esta manera, se presentaban en la jornada del sábado por la mañana para jugar contra una de las cuatro primeras parejas y con la opción de clasificarse de manera directa a los cuartos de final. La empresa iba a ser más que complicada ya que delante tenían a César Menéndez y Alejandro Huerta, a la postre ganadores del torneo, y la calidad de estos últimos se iba a hacer notar. Un 2-0 (21-13, 21-10) devolvió a Elio y Dexter a la realidad, pero aún así seguían manteniendo una bala en la recámara para seguir avanzando por el cuadro de repesca.

En esta nueva situación, se tenían que enfrentar a la pareja Corredor/JOTA para pasar de ronda e intenta alcanzar como mínimo la séptima posición en el torneo. Demostraron que la derrota ante Menéndez y Huerta no les sentó mal y volvieron a endosar otro 2-0 a sus rivales para, de nuevo, avanzar una ronda más.

Aún así, el camino se iba a terminar una fase antes de la repesca para las semifinales. Quienes les frenaron definitivamente el camino fueron Mesa/Nassini que con un 0-2 (16-21, 17-21) en 40 minutos despertaron del sueño a Carrodeguas y Edwards que, pese a la eliminación, no tenían nada por lo que estar decepcionados sino celebrar todas las victorias que habían conseguido y estar muy orgullosos de haber peleado como auténticos luchadores todos y cada uno de los puntos que tuvieron que jugar.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche sobre el botón Aceptar para cerrar este aviso.

ACEPTAR
Aviso de cookies