Archivo de etiquetas

LAS LESIONES MÁS HABITUALES EN EL VÓLEY PLAYA

PLANTILLAS BEACH VOLLEY WEB_consejodeportivo_lesionesPese a la ola de frío que nos acompaña estos días en la Península Ibérica, la temporada del Madison Beach Volley Tour 2018 está cada vez más cerca y nosotros seguimos trabajando hasta que esa esperada fecha llegue en crear nuevas informaciones de utilidad para los amantes del deporte de moda del verano.

El vóley playa es un deporte muy completo, en el que se trabaja un gran número de grupos musculares. Cabe destacar especialmente el trabajo de piernas: gracias a la resistencia de la arena y al gran número de saltos y flexiones se trabajan especialmente los cuádriceps y glúteos.

Pero aunque sea un deporte ideal para trabajar y tonificar las piernas, también tiene ciertos riesgos y son varias las lesiones que se presentan frecuentemente entre quienes lo practican.

Una de las principales razones por las que se producen las lesiones es la falta de un correcto calentamiento que podría evitar dolores musculares y lesiones. Además, la técnica también tendrá gran importancia a la hora de evitar lesiones.

En la práctica del vóley playa las lesiones articulares son, generalmente, muy comunes, destacando sobre las demás:

Hombros: debidos a los movimientos rápidos que ciertas jugadas, como los saques, exigen en la articulación.

Tobillos: una mala caída o posturas forzadas pueden provocar que se produzca este tipo de lesiones.

Rodilla: durante un partido de vóley playa el jugador tiende a mantener las rodillas constantemente flexionadas, a fin de reaccionar con mayor rapidez en las jugadas. Esta posición constante puede producir dolor en la articulación.

Pese a que estas lesiones son habituales, cabe destacar que un correcto calentamiento previo y estiramiento posterior al ejercicio puede ayudarnos a reducir este tipo de problemas.

VOLVER A HACER DEPORTE DESPUÉS DE LAS VACACIONES

Ha comenzado el año y, con él, la vuelta a la rutina después de unas semanas en los que muchos hemos tenido un exceso de comidas, cenas y demás acontecimientos sociales en torno a la mesa. A esto hay que sumar que con las vacaciones la mayoría dejamos un poco de lado los buenos hábitos como el deporte y la vuelta a la normalidad se puede hacer cuesta arriba.

Para otros, sin embargo, el comienzo del año supone cumplir con nuevos propósitos beneficiosos para la salud, entre los que se incluye practicar deporte.

Sea cual sea tu caso, lo cierto es que en enero los gimnasios se llenan y que no todos los que empiezan el año con nuevas rutinas saludables consiguen mantenerlas a largo plazo.

En el Madison Beach Volley Tour creemos en los valores del deporte y la importancia de la constancia y el trabajo diario. Por eso, hoy queremos darte unos pequeños consejos para que la vuelta al deporte después de Navidades sea un poco más fácil.

1. Márcate objetivos realistas


Si practicas deporte habitualmente y solo te has tomado un descanso durante las fiestas navideñas te resultará más fácil volver a la normalidad.

Sin embargo, si llevas mucho tiempo sin realizar ejercicio es importante marcar objetivos asumibles (si nunca has corrido no te pongas como meta hacer una maratón en un mes, márcate pequeños progresos mensuales que te ayuden a mantener la motivación y mejorar día a día).

2. Sé constante


Los resultados no se consiguen de un día para otro. La constancia y el trabajo serán tus mejores aliados para alcanzar tus metas. Una buena fórmula puede ser, marcarnos los objetivos a corto plazo, pero también otros a medio y a largo plazo que mantengan tu motivación a lo largo del tiempo.

Márcate un horario que se adapte a ti y trata de cumplirlo.

3. Cuida tu alimentación


Los resultados también se trabajan en la cocina. Gran parte del éxito en tu rutina de ejercicios dependerá de tu alimentación. Si no estás seguro de qué debes comer para lograr tus objetivos te recomendamos ponerte en manos de un médico o especialista en nutrición, que te asesorará para que realices la dieta que mejor se adapte a tus necesidades.

DEPORTE EN LA ARENA

PLANTILLAS BEACH VOLLEY WEB_consejodeportivo_correrenarenaEl escenario habitual del Madison Beach Volley Tour son las playas y el ejercicio físico nuestro día a día. Por eso, hoy queremos dedicar el artículo a la fusión de estas dos características de nuestro circuito y hablar del deporte en la arena.

Aunque es más habitual realizar ejercicio físico en las playas durante el verano; animados por las vacaciones, el sol y el calor; cada vez son más los que deciden animarse también en invierno y disfrutar durante todo el año de los beneficios que supone practicar deporte en la arena.

La arena es un terreno inestable, muy diferente al firme sobre el que normalmente practicamos deporte, que ofrece una mayor resistencia para nuestro cuerpo a la hora de realizar los distintos movimientos.

Con el ejercicio físico en la arena no solo trabajaremos nuestros músculos, especialmente los de las piernas, sino que además realizaremos un trabajo aeróbico superior, al tener que realizar un esfuerzo mayor para realizar los movimientos.

Correr, andar, jugar al vóley playa e, incluso, volar una cometa en la playa, pueden ser grandes aliados para nuestra forma física. Además, realizarlo en un entorno como la playa, con el mar, la naturaleza y el sonido de las olas acompañándonos, puede ayudarnos a disfrutar e incluso a relajarnos mientras realizamos estas actividades.

Pero, como todo, es importante llevar a cabo los ejercicios en función de la forma física de cada uno y sus características personales. Por eso, si no estás acostumbrado a hacer deporte en la arena te recomendamos que comiences con poco nivel de exigencia para ir aumentándolo en función de tus posibilidades.

Comenzar en arena mojada, más firme que la blanca, y pasar a la arena seca, más suelta e inestable puede ser también una buena fórmula para realizar estos ejercicios.

6 CONSEJOS PARA PREVENIR LESIONES

 

Las lesiones son uno de los grandes miedos para todas las personas que practican deporte, independientemente del nivel de la actividad.

Aunque no siempre podemos evitar sufrir una lesión, existen ciertos trucos que pueden ayudar a reducir el riesgo y prevenir que se produzcan.

PON ATENCIÓN AL CALENTAMIENTO Y ESTIRA TRAS EL EJERCICIO

Parece obvio, pero en muchos casos las lesiones surgen por no dar la importancia adecuada al calentamiento previo y al estiramiento posterior al ejercicio físico. Con estos ejercicios ayudaremos a activar los músculos y a volver al estado de reposo de forma progresiva. Además, mejoraremos nuestra flexibilidad, punto fuerte para evitar lesiones.
Recuerda prestar especial atención a aquellas partes más sensibles por lesiones previas o molestias a fin de prevenir nuevas lesiones.

EQUIPAMIENTO

Un equipamiento adecuado a la actividad deportiva que vamos a realizar puede ser una gran ayuda para prevenir lesiones. El calzado, la ropa, las distintas protecciones… están preparados para proteger y facilitar a nuestro cuerpo la práctica de la actividad deportiva.

Especialmente si vas a realizar un ejercicio de forma constante, te recomendamos invertir en el equipo necesario, cuidando así tu salud.

TÉCNICA ADECUADA

La mala técnica es una de las causas principales de lesiones. Es más frecuente en personas que se inician en un deporte y aquellos que lo practican de forma esporádica. Corregir los gestos y la realización de movimientos nos ayudará a minimizar el riesgo y mejorar nuestro rendimiento.

Además, es importante realizar el ejercicio en una intensidad adaptada a nuestras características. Siempre es mejor entrenar de menos a más, a fin de no forzar a nuestro cuerpo por encima de sus capacidades. Con trabajo, nuestro rendimiento será mayor y podremos aumentar el esfuerzo realizado.

HIDRÁTATE

Nuestro cuerpo necesita estar hidratado y correctamente alimentado para tener energía y esto es también importante a la hora de hacer ejercicio físico. Además, una correcta hidratación permitirá a nuestros tejidos estar elásticos, lo que los hace menos sensibles a lesiones.

DESCANSA

El cuerpo necesita descansar para recuperarse del esfuerzo físico, por eso un buen descanso será tan buen aliado para evitar lesiones como tener una buena técnica y realizar un correcto nivel de actividad.

ENTRENA LAS “ZONAS DÉBILES” Y APRENDE A PARAR A TIEMPO

Es importante prestar especial atención a las zonas más sensibles a lesiones, como tobillos y hombros, ayudará a proteger esas zonas. Además, es importante evitar la descompensación muscular, origen de un gran número de lesiones.

Por otra parte, si notamos cualquier tipo de molestia es importante percibirla y parar la actividad física, ya que continuar con la misma podría derivar en lesiones mayores.

CUIDA TUS HOMBROS PARA EVITAR LESIONES

Designed by Freepik En el Madison Beach Volley Tour seguimos trabajando en ofrecerte nuevos contenidos más allá de la competición. Por eso, hoy estrenamos una nueva sección de consejos deportivos.

Las lesiones de hombro son de las más habituales en la práctica del deporte y son especialmente sensibles en los jugadores de vóley playa, debido al esfuerzo y los movimientos que se lleva a cabo con esa parte del cuerpo. Hoy, queremos enfocar este primer artículo de consejos deportivos a marcar pequeñas pautas con las que todos podremos fortalecer el hombro.

El hombro es la articulación del tren superior que más movilidad tiene y se ve implicada en la mayor parte de nuestros movimientos, tanto en la práctica del deporte como en nuestro día a día. Por este motivo es importante prestarle especial atención.

El cuidado del hombro pasa por realizar ejercicios de fortalecimiento, además de realizar calentamientos y estiramientos de la zona, a fin de mejorar su fuerza y flexibilidad. A continuación, te mostramos pequeños consejos con los que ayudarás a fortalecer el área.

VIGILA LOS MOVIMIENTOS

A la hora de entrenar los hombros, pon especial atención a realizar correctamente los movimientos que vayas a ejecutar en cada ejercicio. Realiza los ejercicios de forma suave, ya que los movimientos bruscos pueden resultar perjudiciales y derivar en lesión.

En este sentido, a no ser que estés asesorado y supervisado por un profesional, te recomendamos evitar la combinación de movimientos en el mismo ejercicio, a fin de no sobrecargar la zona.

FORTALECE POR IGUAL TODOS LOS MÚSCULOS DE LA ZONA

En ocasiones se produce un desequilibrio entre los músculos de la parte delantera del cuerpo con los de la parte trasera. Este desequilibrio es especialmente fácil si realizamos entrenamientos sin una correcta supervisión y puede llegar a crear una tensión extra en el hombro que, a la larga, puede derivar en molestias e incluso una lesión.

HAZ HINCAPIÉ EN LOS ESTIRAMIENTOS

Con esto conseguirás aliviar la tensión de la zona. Recuerda que estirar correctamente puede ayudar a mejorar la elasticidad y movilidad de los hombros.

Estos son solo algunos consejos. Sin embargo, si en algún momento notas molestias o dolor, tanto del hombro como de cualquier otra articulación o zona muscular, te recomendamos parar la actividad y consultar con un especialista, médico o fisioterapeuta.

CUATRO HÁBITOS PARA ACELERAR EL METABOLISMO

Diseñado por Freepik

A todos nos gusta cuidarnos, pero no siempre sabemos exactamente cómo hacerlo. Son muchas las dietas, trucos y consejos que recibimos, pero no todos son buenos. Por eso, hemos hablado con una especialista en nutrición deportiva y le hemos pedido que nos de unos consejos básicos que nos ayuden a establecer las bases para una buena rutina.

NUNCA TE SALTES EL DESAYUNO

Sí, es posible que ya lo sepas, pero las prisas, el día a día… muchas veces nos llevan a saltarnos uno de los hábitos saludables más importantes para no ralentizar nuestro metabolismo.

Piensa que cuando nos levantamos el cuerpo lleva muchas horas en ayunas y un correcto desayuno le ayudará a no entrar en “modo reserva”, es decir, el cuerpo sabrá que no tiene que enfrentarse a una ausencia de alimento y no optimizará sus recursos para prepararse.

Además, ¡seguro que te has dado cuenta de que no te enfrentas con la misma energía al ía después de haber desayunado bien!

NO SIGAS SIEMPRE LA MISMA RUTINA

El cuerpo humano es muy inteligente y se habitua a todo, incluso a una rutina de ejercicios. Por eso, algo tan sencillo como alternar rutinas evitará que el cuerpo se “acomode”. Los entrenamientos HIIT son un buen ejemplo, que además ayudan a consumir energía incluso después de haber terminado el ejercicio, ya que se requiere de un tiempo extra para recuperarse del esfuerzo.

EL DESCANSO TAMBIÉN IMPORTA

Ya os hemos hablado de la importancia de no acostumbrar al cuerpo a la misma rutina. Pero, igual de importante que el ejercicio es el descanso. Es importante dar tiempo al cuerpo a recuperarse del esfuerzo, pero al dejar solo un día entre sesiones de ejercicio, el cuerpo se recuperará y volverá a acelerar el metabolismo con una nueva sesión de entrenamiento.

CENA ANTES DE IRTE A LA CAMA

Te lo explicábamos al hablar del desayuno, el cuerpo pasa muchas horas sin alimentarse durante la noche y es importante evitar que entre en “modo ahorro”, por eso es importante cenar algo antes de ir a dormir. No tiene que ser abundante, pero lo ideal es que tenga hidratos de bajo índice glucémico y proteína, para mantener los niveles de energía hasta el momento que te despiertes.

Consejos para practicar deporte en la playa

sports-768430_960_720La playa a menudo supone un gran motivo para ponerte hacer deporte, por el hecho de estar bien para el periodo veraniego o por lo que supone hacer deporte en la playa, con un gran entorno y unas vistas inmejorables.

Sea cual sea el deporte que te guste practicar (vóley playa, surf, fútbol, running, etc.) es conveniente que sigas una serie de consejos para hacerlo de forma adecuada.

– Evita practicar deporte en las horas de calor, pues además de que las radiaciones solares son más dañinas, será más incómodo realizar ejercicio físico. Lo más recomendable es practicar deporte a primera hora de la mañana o a final del día, cuando la temperatura y la incidencia del sol son mucho menores.

– Sustituye el deporte al aire libre por ejercicio “indoor” cuando haya olas de calor, puesto que puede ser peligroso para la salud y no disfrutarás del ejercicio.

– Protege tu piel: practicar deporte en la playa es también una forma de tomar el sol. Usa cremas solares resistentes al agua, por la sudoración, con factores no inferiores a 30 y protege tus ojos y tu cabeza.

– Utiliza ropa de algodón para facilitar la transpiración e intenta no dejar el torso descubierto para protegerlo del sol.

– Hidrátate: lleva contigo botellas de agua, bebidas isotónicas y frutas para reponer los líquidos y las sales minerales que se pierden con la sudoración al hacer deporte en la playa.

– A la hora de correr en la playa es muy importante hacer recorrido de ida y de vuelta puesto que en la ida cargaremos de más trabajo una pierna y este trabajo se compensa en la otra pierna a la vuelta. Destacar también la importancia de correr por la zona húmeda y con calzado fino.

Ten cuidado con el terreno en el que juegas al vóley playa

adios previasEl vóley playa es un deporte muy popular y practicado en las costas españolas sobre todo por la diversión y el entretenimiento que suponen y por estar jugando al aire libre. Una red, un balón y un grupo de amigos es suficiente para pasar un buen rato sobre la arena pero, ¿tenemos en cuenta la calidad del terreno sobre el que vamos a jugar?

Muchas personas pueden pensar que porque la arena sea blanda no supone un riesgo serio para nuestra salud si caemos sobre ella. Pero más allá de eso, hay que tener más ojo del habitual sobre el tipo de tierra y de superficie sobre la que vamos a estar jugando al vóley playa.

La primera de las recomendaciones al respecto que ofrece Mapfre es que nos aseguremos de que el terreno sea liso, que no tenga desnivel y que esté limpio. Parecen cosas bastante obvias, pero si las descuidamos podemos llegar a lamentar alguna lesión innecesaria. En relación con el desnivel del terreno, no es bueno que la pista en la que vamos a jugar esté inclinada, pues eso puede hacer que apoyemos mal el pie o alguna extremidad, nos desestabilicemos y provocar algún tipo de lesión como torceduras o esguinces.

El tipo y la calidad de la arena tambén son aspectos muy importantes a la hora de decidir el lugar donde vamos a jugar el partido. Si está limpio y libre de cualquier objeto que nos pueda dañar mucho mejor. Puede que algún material punzante o cortante se haya camuflado entre la arena y aquí no sólo son los pies los que pueden estar en peligro, sino también otras partes del cuerpo que, aunque estén cubiertas por un top o una camiseta, a veces no llegan a cubrir del todo la superficie deseada y alguna zona de nuestro cuerpo puede quedar al descubierto.

Así, y teniendo en cuenta estos sencillos consejos, podremos disfrutar del vóley playa con total tranquilidad y sin necesidad de tener que preocuparnos por otras cosas que nos estropeen el partido con nuestros amigos.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche sobre el botón Aceptar para cerrar este aviso.

ACEPTAR
Aviso de cookies